martes, 27 de marzo de 2012

"Sube y cuelga tu mirada hacia el mar"


 Setiemos, mes: dic, año: 2011,  cuchara en mano y a remover las aguas del recuerdo  hidratando los engranajes de la memoria, visualizando dìas y distancias.  Este viaje de vIDA sigue su curso constantemente alterable, en búsqueda del mar, montañas, árboles, frutas,  ríos, volcanes, perezosos, monos, serpientes, cocos, drilos, valles, amigos, amigas, pieles fugaces, recetas, amor,  peces de colores, langostas, arañas, palmeras para colgar hamacas,  en fin, el mundo tal cual se presente y se nos muestre.

 Después de mucho buscar y por sobre todas las cosas esperar en el muelle de Cartagena, se cruzó a Panamá en el “Epo Nango” que significa algo así como “el que busca encuentra”, velero del capitán Vietnamita Richard, que por sesenta y pico de horas se deslizó sobre el mar caribe entre peces voladores, luna llena, delfines, dramamine, atunes, lanzadas de jugos gástricos, plancton y tormentas.  Alta mar es cosa seria pero no deja de ser algo más a lo que uno se acostumbra y adapta. Como todo vió?  Y ansi dejamos locombia, a los 90 días de haber entrado por la puerta sur, ni uno más ni uno menos del permitido por la gente que concede estos placeres de permisos transitorios.  Es imposible explicar todo lo sucedido hasta el día de la fecha, las imágenes fotográficas ayudan un poquito a cada uno a imaginar lo que quiera, son libres de hacerlo.







                                                       Capitán Richard: "en panamá, llueveee"








Al llegar a Colòn y tras rencontrarnos con una paloma violada por esas personas que no merecen demorar esta especie de relato, nos dispusimos a pasar la noche en el cuartel de bomberos que hicieron de una ciudad poco linda un buen recuerdo, y hasta vivimos un toque de alarma y vimos como en 5 segundos fueron tragados veintipico  de alegres hombres por un agujero y un tubo de metal.
En Panamaiami city, también tuvimos la suerte de encontrar un cuartel pero esta vez estaba sin servicio cosa que facilitó nos quedemos por más de una semana con el che boludo sonando por todos lados, y en vez de toques de alarmas nos despertaban por los parlantes a eso de las 6 am, ya sea  para bajar a ver un partidito del barza o para ir al potrero de enfrente a jugar uno con ellos, y los que nos tirábamos por el tubo éramos futbolistas listos para el partido.


                                                                          Panamaiami City.



                                   Se agradece mucho a todos los bomberos que cruzamos en el camino.

                                                           Junto al puente de las Américas.





Marco, Poloo.
Polo es un pescador que vive en Santa clara.  El azar que a él nos llevó será eternamente agradecido al sol.  En un libro de visitas (Polo book) que estropeó el mar por entera culpa nuestra, alcanzamos a leer algo tan atinado como lo siguiente:  “Cuando llegué acá me di cuenta de dos cosas:  La primera es que me voy a quedar mas de lo pensado, y la segunda es que voy a volver.”  Más de una semana con gente súper simple, que es la mejor de todas, viviendo en la playa, y asando atunes y sierras todos los días, desde el amanecer pescando con ellos y viendo una nueva realidad mucho más real y hermosa, simple.  Gracias amigos pescadores.










                                                                Amanece en Santa Clara.







                                                                     Sale el sol y a pescar.

                                                         El pescado nuestro de cada día.

                                                                     Igual tranqui eh.

                   Polo, Bondy y demás hombres de mar, otro gracias para ustedes.  Nos volveremos a ver.



Un día así como así llegó la chancha viajera proveniente de Buenos Aires y en sus caras alcanzamos a saborear muchos cuartos de helado, asados, fernete, kioscos, golosinas,  vinos  y esa sonrisa de haber visto a sus seres queridos.  Por suerte, ellos  ya no saldrán de esta historia hasta el día de hoy, que nos encontramos en otro país, al que ya llegaremos aunque ya estemos aquí. Lo que?   Bueno, la cuestión es que emprendimos una suerte de maratónica manejada hacia la isla de bocas del toro donde nos esperaban para celebrar las fiestas.  Siendo 24 de dic cruzamos todo el país y llegamos a las 22 hs (mas justo que calzón de gorda dirìa mi madre)  a festejar con Betel tunee y todo el chow que la fecha exige.  Lo más importante fue la invasión al corazón de nuevos amigos  y amigas, como siempre, que ahí esperaban por nosotros.








                                            Las chicas:  Bel, Nata, Jimu, Mari y la Gronso.






Esta banda de hippies artesánganas, contagiaron a Ro que rápidamente comenzó a tejer y se ganó el                       término de hippiecutiva. Gracias por traer tantos regalitos.

                      Comprate una tabla pibe.  Esas olas rompian directamente sobre la arena.



                                                                      Playa Bluff.

                                                                          Trabajito de pintura.

                                                                        Las hermanitas Islas.



                                                             No era cara de choque.

                                                                              San Blas.







                                        Vay por los mares brotando, lágrimas de O2.  Nevermind.

 De izq. a der: Fede, Laila, Sarita, Jimu, Nata, Bel y Medallo.  Abajo: Pato, Bel San Martin y Ari.  De fondo:  Tremenda Selva.






En algún momento siempre hay que volver a este adictivo andar por la ruta, que sabes te llevará a un lugar increíble.  Tras no se ni cuàntos días nos fuimos con Jime para Boquete y el frìo de la altura entre las montañas y un volcán, el punto de mayor altura de Panamá.

                                                            Tercera pinchada del viaje.


 Encuentro viajero en la plaza de Boquete.  La gran Renolenta con Dany y Carla.  Naranjito con Jorge.  Y los Chanchos.



                                                                              El corral.



                            Si caminás 13 km. en subida, se te devuelve con una vista como esta.

                                                   Gente linda en la cima del Volcán Barú.





                  Desde la cima y con buen clima se pueden observar el Mar Caribe y el Ocèano Pacìfico.


En otras montañas y no muy lejos de allí encontramos la comunidad indígena Ngöbe Buglé.  Y el sacudón estaba listo.  Están suspendidos en el tiempo, casi intocables, desgastados por injusticias pero intentando mantener sus colores de siempre.  Hasta dónde se mezclan?  Hasta dónde deberían mezclarse?  Largo debate.   Sus tierras son hermosas, pero ellos como nosotros tienen el gran problema de vivir en un mundo interesado en el dinero sin importar cosas menores como la naturaleza o las personas.  Su suelo es muy rico en minerales  que hacen delirar a mucha gente.  Grandes empresas entonces de tierras lejanas vienen y se las llevan dejando no más que mierda, ríos que dejan de reír  y un ecosistema enfermo.  Ese es el precio de tus adornos.  A la guerra entonces fueron estos hombres, mujeres, niños, con no  más que palos, para volver con sacos negros de muertos.  En el otro frente estaba la policía que no dudo en regar con balas de plomo a la desesperanza.  El progreso es el progreso.  Además van a instalarle una represa hidroeléctrica re linda, que va desbordar el valle por doquier alterando fauna y flora  y va a ser que algunos pocos sigan progresando (léase progresando, juntar más  papelitos con valor asignado).    La presencia de esto en los medios fue nula y hoy se siguen debatiendo leyes.  Habladurías.
 
Si querés leer acerca de lo que pasa:
Por otra parte y retornando a los senderos coloridos de la alegría,  Amelia nos dejo acampar en su casa que esta junto a un rio de los mas alucinantes del viaje, si Pato, entra en el Top Five de los mejores lugares de américa, aunque lo dude la Reno.  Vale la obvia aclaración de que cada experiencia es única y personal.



















                                                            Taller de reciclado de tetrapack.



                                                              Julito al frente de la banda.





                                                                    Perdona nuestros pescados.

                                                                        Lunita Soloyana.







                                                 Siguieron las actividades en lo de Amelia.









                                                                         Al agua Carla.

                                                                            El pollo de Dany.

                                                                        Milanga party.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Puurraaaaaaa vidaaaaaaa.  Cuanto mar, cuanto verde, cuanta vida, colores, que se me explotan los ojos.  Sí, entramos a la Costa Rica.  Desde la primera noche se sintió viva hasta la tierra, que bostezó en la madrugada temblando y haciendo bailar a todo lo que la gravedad obliga a permanecer  unido a ella.  Acampar en esta época del año es un placer, una elección, que no cambiaría por ningún hotel.  Las lluvias no se tardan en llegar pero por ahora es época seca lo cual es una ventaja para el acampante, y más para los que  como nosotros contamos con carpas tan deterioradas por el  largo camino recorrido.   Cayó la noche y con ella buscamos un refugio que como no iba a ser de otra manera fue una playa encantadora dentro de la península de la Osa, que tiene al  “parque nacional el corcovado”.  Tiempo de pesca (cuando nos referimos a la pesca no se hagan muchas ilusiones), botes prestados, monos, caminatas, muuuucho coco, pero mucho ehh, y una nadada con plancton en una pileta marina creada por un golfo sin igual. Al mover el agua estos pequeños microscópicos moluscos, o crustáceos o lo que sea, que sostienen el equilibrio en las cadenas alimenticias del mar, brillan vaya uno a preguntarle a alguien que sepa el porque,  pero el tema es que si estas ahí dentro y agitás el agua te sentís volar en la peli avatar o, ¿cómo explicarlo?  Como un coocoon luminoso si es que recuerdan aquella vieja peli.  Todo brilla y demasiado, tu cuerpo brilla, el agua que tocás brilla.  Con una máscara para ver debajo del agua, parece que cruzás el universo tan rápido como la luz y pasan miles de estrellas a alta velocidad…Un flash.











                                                                           Bueena pesca magic.

Dale que dale seguimos montados en la paloma, con la felicidad de ver Centroamérica en la tele del parabrisas.    Hasta que frenamos en Dominical para armar otra muy buena ranchada playera a orillas de la desembocadura del rio en el delicioso mar pacifico.  Un mes para trabajar tranquilos cocinando, esperar a la Olgui que llegaba de mi buenos aires querido, con bote incluìdo en la valija (cuando lo quieras negrito lindo pedilo que es tuyo también, pero por ahora lo vamos a navegar fuerte), también llegaban los necesarios repuestos para la palo que fueron gentilmente donados por los capos de Lomas Dodge, se agradece muchísimo Yy??  Què más?  Sí! Conocer mucha gente claro está, que es el principal motivo que motiva.


                                                                                  Culos.

                                                                     Atardeceres en Dominical.



                                                                               Y víboras.





                                                                      Calzones calienticos.

                                                                Parqueadero de cocos.

                          No leyeron el cartel inconcientes??  Esta Olga siempre tan al límite.

                     Gracias viejita por tan linda visita.  Volvé cuando quieras y gracias por tuti.

                                                     La banda también agradece semejante picada.






                                                                      GinecOlga 4x4.

                                                                            Pozo Azul.



                     Cómo no comprarle una trufa a estas dos? Te queman el coco si no lo hacés.

                                                                         Don árbol y su pandilla.

                                                                         Uvita.

                                                                Los monos se enojaron.

                                                                            Y con razón.

                                        Pizza party Nº 725.  Marche una de maiz pa Wryly.



                                                                      El niño de cobre.

Saludos muchachos/as de playa.  Ale, Manu, Joha, Matute y nuestra amiga Nati Giaco.  Nos vemos en California.
                            Cuántas vueltas habrá dado ya ese cuenta kms?  Sos imparable palomita.


Y…Así alcanzamos a nuestros cuerpos. Estacionamos los pensamientos de reversa en nuestra cabeza.   Llegamos a San José desde donde se esta tecleando parte de estos últimos meses de vivencias.
Caímos justito para el F.I.A (festival internacional de arte), una de las cosas que convirtió a esta linda ciudad capital en algo memorable.  Más de 20 días de música, teatro, títeres, circo, diseño, deporte, ingenio, alfajores Balcarce gratis, gastronomía y mucho más.  Realmente, espectacular.  Esto nos alimentó en todos los sentidos imaginables.   Otra razón por la que recordaremos siempre este lugar es por los Soto y su enorme amabilidad al aceptar como familia a tres individuos como nosotros en su casa.  Roy,  Silvia y flia, nos facilitaron la vida por estos días, y nos ayudaron en TODO.  Eternamente agradecidos.  Y como dicen ustedes, nunca los vamos a olvidar y no es por Alf y Gala, dos schnauzers que no paran de ladrar.


                                     La flia completa: Alf, Monse, Roy, Gala, Silvia, Leo y Sole.

Ooootro temita a no olvidar es que cada vez somos más, y nos damos cuenta de lo bueno e importante de encontrar gente creyendo en lo mismo.  En el estacionamiento del FIA, conocimos a “La mas linda” así la llaman ellos pero esta por verse, al Halcón, Ford falcón poderoso,  La camio del  “Proyecto Miradas”, volvió por fin la Lali y Santi montados en sus bicis Kumbia y Trueno y sumando la chancha y la palo casi que ya somos un zoológico rutero.  Siempre  reconociéndonos antes de conocernos, lo ves y pensás, ese es argento, y si, siempre argentinos en el camino, cosa valorable me parece, si hay algo que somos y que no me digan lo contrario.  Somos Libres  Aventureros.





                                                                Ah y también vimos a Bjork.

Por qué te reirás tooodooo el tiempo? No lo sabemos pero no cambies nunca amiga.  Si, si, a vos Laura, no te escondas detrás de Lucre.


“Prendido a la magia de los caminos, la paloma va”…

8 comentarios:

  1. Prendido a la magia de las personas, los pibes van...

    ResponderEliminar
  2. aguanten los pibes son una masaa un gusto conocerlos y sigan con esa buena onda que tienen... quisa nos vemos en brasil 2014 y sino de nuevo en argentinaaa... sebastian kerekes que quilombo puerto viejo limon costa rica

    ResponderEliminar
  3. Los vi hace unos dias aca en San Jose Costa Rica (pasamos en un pickup blanco y les preguntamos que si iban hasta arriba desde argentina, no se si nos recuerden) y apunte esta direccion para saber mas de ustedes. ¡Les deseo lo mejor en su viaje! ¿Cuanto mas van a estar aca en Costa Rica? ¿Que lugares van a visitar en lo que les queda aqui? ¡Pura vida!

    ResponderEliminar
  4. hola muchachos espero q esten muy bien q pena no haberles saludado antes ojala esten dichosos EN ese gran viaje y que mi dios los siga bendiciendo, un abrazo bien fuerte para todos, pa delante boludos.... att eridiel
    TIENDA LA NEBLINA CALI COLOMBIA

    ResponderEliminar
  5. se separaron los tres

    ResponderEliminar
  6. Mi mamá piensa que soy muy especial por hacer lo que hago (que es parecido a lo que hacen ustedes) pero yo le digo que hay muchos mas... y quizás mejores, y cada día encuentro más... y los oles de lejos... les sacas la ficha de toque... son argentos, son aventureros, son muchos... somos muchos.
    Ojalá me los cruce por ahí... abrazo grande!

    ResponderEliminar
  7. Cómo me alegra que Ustedes hayan disfrutado del calor y el "frío" panameño, espero que vuelvan a éste mágico país llamado Panamá, se han quedado cortos por lo extenso de maravillas que hay acá, los vimos en caravana en Penonomé..espero verlos pronto en el Puente del Mundo, Corazón del Universo!

    ResponderEliminar
  8. Voy a intentar hacer como ustedes, a bordo de mi "paloma", que coincidentemente, también es beige.- Quiero llegar hasta Alaska, con punto de partida en mi ciudad de Santa Rosa (LP), bajando hasta Tierra del Fuego y desde allí reiniciar el paseo por rutas de la costa atlántica rumbo al norte....Juan Carlos

    ResponderEliminar